Page Loader

Blog

Post Featured Image

3 aspectos que debes saber sí o sí referente al reglamento interno para condominios

Toda comunidad tiene un reglamento interno. Ya sea por defecto cuando se hizo entrega por parte de la inmobiliaria a los primeros copropietarios o por la redacción y confección por parte de los primeros miembros del comité de administración. Generalmente este reglamento es modificado añadiendo clausulas y directrices sugeridas por los miembros del comité donde se incluyen aspectos específicos relacionados al direccionamiento de la comunidad. Aquí siempre estarán especificadas las normativas referentes al uso de mascotas, los horarios para hacer reparaciones por los respectivos ruidos molestos, la normativa para el buen uso de la piscina etc.

Existen inclusive algunos aspectos en donde la ley de copropiedad indica determinados aspectos para que sean abordados dentro de lo que el reglamento interno indica. Por lo tanto, es obligación por parte de toda la comunidad saber lo que allí se especifica. Es más, todos los residentes debiesen tener una copia en sus departamentos y saber lo que este reglamento contiene.

En este artículo, te mostramos algunos detalles acerca de este documento que muchos no le dan la importancia que merece.

 

Es la Biblia dentro de la comunidad que orienta el comportamiento de los copropietarios y arrendatarios del edificio

El reglamento interno contiene todos los aspectos referentes al comportamiento que se debe tener dentro de cada vivienda o bien, en los espacios comunes. Es necesario que incluya todos los aspectos relevantes como; El uso adecuado de los ascensores, el horario y días de uso para la piscina. Las políticas para que los menores jueguen en espacios comunes etc. También, debe contener la cantidad exacta de multa a cobrar en caso de que un infractor sea redundante en su comportamiento sin obedecer lo que el reglamento en cuestión dice. El Administrador es quien tiene la obligación de hacer cumplir lo que esta valiosa herramienta legal contiene. En caso de que haya aspectos que su reglamento no contenga y que usted considere relevantes, le sugerimos lo pueda hablar con el comité y con su administrador para ver la posibilidad de que en alguna asamblea futura, se pueda incorporar la sugerencia o modificar algunos puntos ya existentes. Recuerde, el reglamento interno es “la biblia” dentro de su comunidad y es importante mantenerla actualizada y refrescar su contenido cada cierto tiempo.

 

Detalla las facultades que tiene el administrador y el comité de administración

Como bien sabemos, cada comunidad contiene sus propias normativas y leyes internas en cuanto lo que el administrador se refiere. El reglamento interno debe detallar muy expresamente todas las facultades, derechos, atribuciones y deberes que posee el administrador (o la empresa que presta el servicio). Debe ser muy precisa en este ítem porque es lo que orientará al administrador para cumplir sus funciones diarias. También debe detallar las facultades y responsabilidades del comité de administración. La ley de copropiedad (19.537) expresa que en este reglamento se debe detallar el procedimiento de rendición de cuentas anuales por parte de los miembros del comité. Es un punto que no se debe obviar para la transparencia y tranquilidad de todos los que habitan su edificio.

 

Regula el uso de artefactos y maquinaria especifica que puede ser nociva para los residentes.

Otro punto que muchas personas no toman en cuenta. En el diario vivir, los residentes simplemente observan las mejoras que se hacen, los trabajos de mantenimiento de rutina, pero muchos de estos a veces no son legales en cuanto a su usabilidad y manipulación. Por lo tanto, recurra a su reglamento si percibe que hay mala aplicación de productos químicos porque afectaría el cuidado de los menores, o si existen contratistas que no trabajan con las normas mínimas de seguridad. También si percibe que algún residente, miembro del comité u otro personaje hace mal uso de los espacios comunes (arriendo de estacionamientos, sala de actividades, etc). El reglamento es quien debe normar estos ítems como también detallar las multas en dinero para las faltas antes mencionadas que pueden ir en pesos chilenos como en U.F. Todo lo anterior debe estar expresamente detallado en el reglamento. De lo contrario, la ley de copropiedad no servirá de nada para poder sancionar conductas antiéticas y que se alejan de las buenas costumbres.

Solicite una copia a su administrador, es importante que usted la lea y se interiorice con este reglamento. Es importantísimo también que usted participe de las asambleas para exponer sus puntos de vista y saber lo que está ocurriendo en su edificio. De esta manera se conseguirá alimentar el proceso normativo de la comunidad y todos estaremos trabajando en conjunto para el mejoramiento continuo de este.

Escrito por Admin Propiedades